El TJUE da la razón a los consumidores: los bancos deberán devolver todo lo pagado por las cláusulas


Este miércoles, el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea dictaminó la retroactividad total de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo previstas en los contratos de préstamo hipotecario.

Dichas cláusulas, de compleja y confusa redacción, establecen un límite mínimo a los intereses que deben ser abonados a la hora de devolver el préstamo. De tal manera que si el interés fijado en la cláusula suelo es del 5%, cuando el índice de referencia del préstamo hipotecario sea inferior (por ejemplo, del 2%), deberán igualmente abonarse unos intereses del 5%. Lo cual encarece sustancialmente las cuotas de devolución de los préstamos.

A pesar de que la nulidad de la cláusula suelo ya había sido declarada por el Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2013, se limitó su eficacia retroactiva, considerando que los consumidores sólo podrían recuperar las cantidades indebidamente pagadas desde la fecha de publicación de la citada sentencia, reduciendo considerablemente su importe. Y es precisamente esa limitación temporal la que suprime la sentencia europea, obligando a las entidades bancarias a restituir la totalidad de la cuantía generada por la cláusula abusiva, desde el inicio del contrato de préstamo.

Se estima que unos tres millones de consumidores españoles se beneficiarán de la sentencia del TJUE, quienes podrán recuperar una media de 10.000 euros. Si bien la devolución no será automática por parte de los bancos, siendo necesario examinar individualmente cada caso, verificando que en el contrato de préstamo hipotecario figura una de éstas cláusulas abusivas, y acudir a la vía judicial para conseguir recuperar el dinero.

Aparte de ello, también se podrá recuperar el dinero que haya sido destinado a los gastos de formalización de la hipoteca, tales como los gastos de notaría, los de inscripción en el Registro de la Propiedad y la cuota del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que en total suelen ascender a unos 1.000 euros, pues la cláusula de gastos de formalización de la hipoteca también ha sido declarada nula por el Tribunal Supremo.

Si considera que usted puede ser uno de los afectados por la cláusula suelo o alguna otra cláusula abusiva, tanto si tiene hipoteca como si ya ha acabado de pagarla, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Revisaremos su hipoteca y le ayudaremos a anular todas las cláusulas abusivas que contenga, así como a recuperar todo el dinero indebidamente pagado al banco.

Datos estadísticos extraidos del diario El País.

Posts Destacados